Inicio > Textos > Entrevistas > Anno Hideaki (artículo)

Entrevista con Hideaki Anno
 

Nota: Este es un artículo basado en la entrevista que Hideaki Anno tuvo en el panel de Anime Expo'96 y contiene citas propias de Anno. El artículo apareció por vez primera en Aerial Magazine, hecho por Amos Wong. Lo interesante de esto, por más que no sea una pura entrevista sino más bien un artículo, es que los fragmentos de entrevista que sí trae no aparecen en ningún otro lado. Por ejemplo, la cita quizás más importante es donde afirma que el orígen del diseño de los Evas viene del Oni japonés, destruyendo aquella teoría de los Barones del Infierno. Las citas de Anno se encuentran siempre entre comillas.

-AchtungAffen

 
   
 
   
Entrevista con Anno Hideaki, director de “Neon Genesis Evangelion”.

Aparición original en Aerial Magazine, edición de enero. Reimpresa con permiso del autor [1], Amos Wong

“Es raro que ‘Evangelion’ se haya convertido en tal hit - ¡todos los personajes son tan enfermos!”

No son exactamente las palabras que se esperarían del director Anno Hideaki acerca de su producción de 1995, ‘Neon Genesis Evangelion’. Tomándolo por sorpresa, ha sido aclamada por críticos en Japón (y luego en América y Europa) como un hito en series de TV animadas Japonesas de los 90. La producción modesta en presupuesto también se convirtió en un éxito comercial, amasando más de 800 millones de dólares en ventas de video y 400 millones en merchandise solo en Japón.

Puesta en 2015, la Tierra está bajo el ataque de misteriosas entidades conocidas como Angeles. NERV, una organización secreta encabezada por el despiadadamente pragmático Gendou Ikari, posee la última esperanza de supervivencia de la humanidad: las unidades biomecánicas gigantes Evangelion, piloteadas por los adolescentes Shinji Ikari, Rei Ayanami y Asuka Langley.

De hecho, la premisa básica es idéntica a la plétora de ‘shows de robots gigantes’ tan popular en la animación Japonesa (referida por fans como ‘anime’) desde la aparición de la industria en la década de los 60. Pero es un género que Anno ha buscado redefinir.

“La gente que hace anime y la gente que lo mira siempre quieren las mismas cosas”, explica. “Los creadores han estado haciendo la misma historia por más de 10 años; los televidentes parecen estar satisfechos y no hay un sentido de urgencia. No hay futuro en eso.”

Con ‘Evangelion’, Anno infunde la tecnología futurista de rigor y un elenco atractivo con una profundidad de caracterización que generalmente carecen películas recientes de ciencia ficción; suficientes conspiraciones para superar a “The X Files”; y complejos temas que refieren a la frágil condición humana y los intentos de apoderarse del poder de un Dios.

El resultado es una mezcla de batallas feroces, bufonadas y ángulos titilantes del elenco femenino (llamado ‘fan service’ en Japón), contrastado con intrigantes conceptos filosóficos y religiosos mientras que la serie llega a su clímax. Los choques contra enemigos se hacen asombrosamente brutales, las tensiones entre el personal de NERV y fuerzas externas llegan a un punto de quiebre. La red de conspiraciones van revelando consecuencias devastadoras.

Es pronto aparente que la tecnología tras los salvadores gigantes de la Tierra está lejos de ser estable. Tan pronto como en el episodio 2, el Eva de Shinji enloquece contra la voluntad del piloto, venciendo al Angel en la misma manera que una bestia salvaje despedaza a su presa. El concepto de Anno tras las unidades Evangelion es pista de los oscuros eventos que llegarán a la luz.

“Hay un monstruo en Japón llamado el Oni; tiene dos cuernos saliendo de su cabeza y la imagen general de un Eva está basada en eso. También quise dar la impresión de que dentro de esta imagen de ‘monstruo robótico’ no es tanto de un robot, sino un humano gigante.”

Anno a veces presenta los estados mentales del reparto principal, a través de interrogaciones abstractamente presentadas dentro de la mente de cada personaje. Reabriendo heridas emocionales escondidas del pasado y tocando inflexiblemente las fallas de sus personalidades, ‘Evangelion’ ofrece un fascinante y complejo estudio de los personajes que es de hecho raro, especialmente en entretenimiento animado popular. Volviendo a escribir y dirigir la series luego de un extendido hiato - se dice que por depresión – hay un agudo sentido de que ‘Evangelion’ es una declaración muy personal.

“Shinji refleja mi personalidad, tanto la parte consciente como la inconsciente”, admite Anno. Como un piloto del arma más avanzada de la Tierra, Shinji está lejos del arquetipo de héroe. Abandonado por su padre Gendou a tierna edad, rehuye al contacto humano para no herir a otros, o ser herido por ellos. La comparación sin embargo no debe ser tomada demasiado literal.

“No fui echado por mi padre ni nada” ríe él. Sin embargo, Anno se refirió a la historia como una metáfora de su vida.

“En el proceso de creación de ‘Evangelion’, descubrí que clase de persona soy,” dice cándidamente. “Reconocí que soy un tonto.”. Refuerza la importancia para los artistas de anime de tener diversos intereses en cosas fuera de la animación.

“Los creadores de anime deben intentar acercarse y verdaderamente comunicarse con otros. Podría creer que eso es lo más grande que el anime ha logrado, el hecho de que estemos teniendo éste diálogo aquí y ahora.”

‘Neon Genesis Evangelion’ es un trabajo personal inmensamente poderoso y único; una muestra perfecta de cómo la animación y narración pueden ser empujadas más allá de la percepción común del medio de ser cosa solo para chicos.

Para aquellos que deseen experimentar ‘Evangelion’ como fue originalmente transmitida, una versión con doblaje Japonés subtitulada en inglés será estrenada en video desde el 11 de Enero. El doblaje en inglés se estrena en SBS el sábado 2 de Enero a las 8.30 pm.

Amos Wong

Entrevista realizada a Hideaki Anno por el panel de prensa de Anime Expo ’96, Los Angeles, que incluía escritores de EX, Animerica y Protoculture Addicts.

 
   
   
Notas  
[1] Reimpresa con permiso del autor (supuestamente) en éste site.
 
       
2003/2005 - Rei Liberation Parade