Inicio > Textos > Entrevistas > Con todo mi respeto a los dos Shinjis...

     
 
Autor
Ogata Megumi
 
 
Fuente
Neon Genesis Evangelion Volumen 2
 
 
Fecha
13 de Diciembre de 1995
 
     
 
He terminado de leer el script para el episodio 18 (“Inochi no Sentaku wo”).

Todo mi cuerpo está adolorido. Es como si mi corazón se hubiera hinchado y expandido en mi garganta.

Pero eso es lo que generalmente pasa cada vez que veo un script nuevo para Evangelion.

Al principio por un tiempo no tenía ganas de hacer nada. Me sentía vacía, sin fuerza y exhausta. Y entonces finalmente cambio al modo LCL. Las profundidades de mis pulmones se llenan del olor a sangre. Me siento extrañamente tibia, tranquila, nostálgica, desesperada y sola...

Me pongo en posición fetal y duermo.

La primera vez que encontré al personaje de Shinji, pensé que era muy sensible. No parece mucho un personaje principal, pero es simple y tiene una cara... cuando por primera vez conocí a Sadamoto, me sorprendió lo mucho que se ajustaba a la imagen de Shinji. Cuando me reí el me miró como diciendo “¿Qué es tan gracioso?” (¿Recuerdas eso, Sadamoto?). Su expresión era tanto como la de Shinji que me puso más feliz y comencé a reír fuertemente.

Lo lamento en serio Sadamoto.

Es lo mismo contigo, Anno. Cuando hablo con el director creerías que sería diferente. Pero puedo ver a Shinji espiando por sobre la sombra de su barba. Cuando me acerco a tocarlo pensando “Eh, hey, Shinji”, el rápidamente cambia a Misato. Y lo próximo de lo que me doy cuenta es que cambió al padre de Shinji – digo mi padre. Mirarlo es realmente gracioso. Y es ofensivo. Heh-heh.

No hace falta decir que las personalidades y el talento creativo de estos dos dio nacimiento a esta obra. Los personajes y el mundo de Neon Genesis Evangelion están respirando dentro de ellos.

Realmente respeto a estos dos creadores – y ellos son personas que desbordan con encanto.

No debo escapar, no debo escapar, no debo escapar...

Veo a Shinji en el espejo. Es muy difícil y doloroso mirarlo a los ojos, así que termino mirando al suelo. Balbuceo “¡No debo escapar, no debo escapar, no debo escapar...!”

Entonces lentamente me acerco al estudio.

El trabajo de hoy es post-producción. Es casi como rebotar una pelota con los otros actores.

La “pelota” viene hacia mi de varios ángulos y direcciones. Algunas veces estoy alerta, otras soy vulnerable y es mi trabajo devolver la pelota de acuerdo a como me sienta en el momento.

Los actores con más experiencia manejan la pelota con una adaptabilidad que amo. Los menos experimentados la devuelven con un bonito tiro de bolea directo. El resto del staff devuelve la pelota de una manera estricta pero deja un eco de grandeza.

Como saben, cada uno de ellos son excelentes y tan buenos que causan escalofríos por mi espalda.

Sobre mi, toma todo lo que tengo devolver la pelota. Pero estoy orgullosa y feliz de estar donde hoy estoy.

Ahora, es como si hiciera el rol de una pared.

Pero en algún punto, me gustaría – junto a Shinji – volverme un jugador real. Eso es lo que hoy pienso mientras me dirijo al estudio.

Por favor cuídenme hasta que este juego termine.

Su apoyo es lo que me mantiene adelante.

Acerca del mundo de Evangelion y los dos Shinji, me gustaría decir que me haría muy feliz poder tocar al Shinji Ikari que está escondido dentro de todos.

Así todos podamos crecer juntos.

Gracias a los creadores y a todos.

 
     
     
2003 - Rei Liberation Parade