Inicio > Textos > Entrevistas > Lo que aprendí de encontrar a una chica que no conocía

     
 
Autor
Miyamura Yuuko (Seiyuu de Asuka)
 
 
Fuente
Neon Genesis Evangelion Volumen 4
 
 
Traducción
William Flanagan
 
     
 
Asuka era una chica, una “parte” que me enseñó mucho. No era mucho parte de mi personalidad, una entidad separada dentro de mi, algo cercano a un amigo. Es como si ella y yo estuviésemos estudiando la condición humana juntas.

Ahora tengan en claro, no estoy hablando acerca de Sybil o nada por el estilo. No es una personalidad dividida dentro de mi nada más. Creo que está en todos. Sabes, como todos tienen personalidades diferentes. Algo como eso.

Creo que es solo porque soy una actriz que pude acercarme al personaje llamado Asuka. Estoy segura que deben pensar que una actriz sin experiencia como yo está fuera de si escribiendo estas palabras, y si así piensan, discúlpenme. Sobre lo que verdaderamente quería escribir era que hace una actriz cuando trata de actuar. Qué acercamiento que toma para el trabajo. Hay muchos tipos de actores, por eso supongo que debe haber tantos acercamientos como actores. Y así es como comenzó mi relación con Asuka.

Solo para que sepan, Asuka no era el personaje más abierto que me ha tocado. Cuando hago la parte de Asuka intento sincronizarme con ella al 400%. Pero cada vez que intenté acercarme en sincronización Asuka no me dejaba sincronizar con ella. Incluso en el final, ella nunca iba a pasar la línea y acercarse a mi. Un día me di cuenta que había una pared en el corazón de Asuka. Pero hay un problema con eso. Si hacía todo el trabajo y me permitía sumergirme en ls sentimientos de Asuka (su auto absorción, sus miedos, su soledad, y todas las cosas que sentiría una vez que cruzara la pared en su corazón y sentirlos como ella lo hace), sufriría el mismo daño espiritual que ella sufrió. Simplemente no podía hacerlo.

A pesar de que intentaba tirar la pared, parecía agrandarse cada vez más. Creo que eso es solo natural. Lo mas que empujas, lo más que aumenta el poder para resistir, hasta que comienza a verse como si fuese yo quien va a quebrarse. Parecía mucho como una pelea entre una pareja casada. Entonces decidí aceptar a Asuka y a la pared de su corazón como son. Decidí reservar una pequeña parte de mi corazón para que Asuka viva e hice lo mejor para protegerlo. Por eso incluso ahora, hay una línea demarcada en mi corazón que separa a Asuka de mi misma y es ahí donde Asuka vive.

Puedo analizarlo con calma y desapego ahora, pero cuando representaba a Asuka, era una batalla. Quizás era algo como la relación entre Hellen Séller y Anne Sullivan. Asuka lloraría, “¡¡No se te ocurra entrar a mi mente!!”. Su pedido venía tan increíblemente fuerte que era doloroso representarla. Me preguntaba por qué era tan doloroso y no sabría la respuesta, acrecentando el dolor. Si la recompensa por el dolor es una más grande experiencia, entonces Asuka me dio suficiente experiencia para que me dure un largo tiempo.

Lo que me gustaría decirle a mi amiga en el corazón es “Asuka, eres solo una chica de 14 años, ¿verdad? Es un momento en que la vida te tira contra la pared. Eres forzada a aprender. Es la pubertad, donde decides que clase de vida vas a llevar, ¿verdad? Evangelion vino a su clímax justo cuando golpeabas ese punto, pero luego de eso, ¿cuáles serán tus decisiones, Asuka? ¿Qué bien intentarás hacer? ¿En qué clase de adulto te convertirás? Asuka, quisiera que te quedases en ese lugar en mi corazón y crezcas como un adulto a tu propio paso. Y me mantendré y creceré junto a ti. Te han tirado contra la pared, pero cuanto más gruesa esa pared se ponga, más armas tendrás a mano que te permitirán romperla. Estás entrenando para la vida día a día. Entonces, no compartamos nuestro dolor – compartamos nuestra felicidad y hagamos nuestro mejor para convertirnos en buenas amigas. No hay necesidad de pensar demasiado en esto. Si te vas a una montaña, aprende a comer montañas. Si vas a un océano, aprende a tomar océano. Cada uno es delicioso a su manera, por eso ¡pruébalo! ¡La vida es diversión, Asuka!

 
     
     
2003 - Rei Liberation Parade